Mostrando todos los resultados 6

Las plantas absorben CO2 de las partes aéreas que les proporcionan carbono y oxígeno (esencialmente a través de las hojas, excepto algunos xerófitos* como los cactus, las euforbiáceas o los intercambios de gases a través del tallo).

A partir de estas 2 moléculas y con la energía de la luz, la planta hace su propio «alimento» durante un proceso llamado fotosíntesis.